7 de mayo de 2014

Un vino nuevo



                                                                                                    To my beloved polyamorous community.        
                                                                                                              Each one of you is my revolution.




























Me di cuenta:
¡he pensado una hoja!
La hoja,
(la idea, el descubrimiento, la actitud, la decisión, la manera de hacer que me había brotado)
resultó innovadora,
original
y radicalmente revolucionaria en mí para mí.



Luego miré a mi alrededor
y me di cuenta de que las vides que crecían a mi lado
habían pensado unas hojas parecidas a la que estaba viviendo yo.
De hecho
muchas de las hojas que habían desplegado las cepas de mi alrededor
estaban mucho más desarrolladas, maduras
y extendidas que la hoja que estaba creciendo en mí.
Me sentí inmensamente afortunada:
tenía todo por aprender de las vides que florecían a mi alrededor.





















































En ese momento comprendí
que lo auténticamente subversivo no era la hoja que germinaba en mí
o cada una de las hojas que se extendían desde las otras cepas
sino el hecho inaudito
de que a todas estas vides
nos estuviera brotando una vida parecida al mismo tiempo
y que del viñedo que constituíamos,
de nuestras hojas y de nuestras uvas,
podría tal vez fermentar un vino nuevo y delicioso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada